Lo más reciente! / Mujer Actual /
martes, 3 febrero 2015

Si vas a hablar mal de mí ¿Por qué no te fijas primero que hay de mal en ti?

Etiquetas: , , , ,

Sí es cierto! No soy una mujer con medidas perfectas, mis piernas no son interminablemente largas y  tampoco son delgadas. Mi pelo es crespo,  por lo que estar siempre peinada es una misión imposible.

No soy ni gorda, ni flaca….desde que tengo uso de razón me ha acompañado mi “rollito” regalón. Mi cara tampoco es la de una muñeca y mi altura está dentro del promedio. Y es más, mi postura corporal al caminar o al sentarme tampoco es perfecta…

Puede ser que mi apariencia no te guste, pero te pregunto a ti:
SI VAS A HABLAR MAL DE MÍ ¿Por qué no te fijas primero que hay de mal en ti?

Primero que todo, ninguna persona es perfecta. Y todas en más de alguna ocasión hemos hablado, criticado a alguien por su apariencia física, diciendo cosas como:

¿Viste lo gorda que está?
Sinceramente no sé cómo puede estar él, con una mujer tan fea.
¡Le queda harto mal la ropa con la que se viste! Parece que no tiene un espejo en su casa…

Pero ¿Qué pasa cuando te das cuenta de que la criticada estás siendo tú? ¿Qué pasa cuando te enteras por terceros que personas a las cuales les tienes aprecio son las causantes de esas críticas?
A mi me ha pasado, y de verdad duele. Y más cuando son personas a las que uno les tiene cariño…

Yo siempre he pensado que hay dos tipos de críticas: las constructivas y las destructivas. Lamentablemente criticar el físico de alguien está dentro de esta última categoría. Y más aún cuando se hace de forma hiriente, cruel y hasta inclusive discriminatoria.

Muchas veces llega a ser lamentable el hecho de darse cuenta de que las que más nos criticamos unas a otras somos nosotras mismas; las mujeres. Lo que me hace pensar que pareciera que algunas personas tienen la incapacidad de ver sus propios defectos físicos y se pasan la vida hablando de los defectos físicos de sus amigas, hermanas, sobrinas, etc.

Es cierto que hay cánones de belleza ya establecidos. Pero creo que lo más importante no es intentar cumplir con estos, creo que la clave radica en querernos a nosotras mismas tal cual somos, fortaleciendo nuestras virtudes. Y haciendo caso omiso a cualquier crítica que consideremos como destructiva para nuestra autoestima.

Y como dicen por ahí, “A palabras necias, oídos sordos”
Escrito por @Mikaelaromy

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte