Lo más reciente! / Ser feliz y coaching /
miércoles, 14 octubre 2020

Sigue estos consejos para dejar de llorar

Etiquetas: ,

No hay nada de malo en buen llanto de vez en cuando. Pero cuando las lágrimas comienzan a aparecer en el momento menos propicio, la situación se vuelve incómoda, especialmente si estás en el trabajo, durante esa discusión con tu pareja o en medio de la reunión familiar. Siempre me han catalogado de llorona y a veces he pensado que sería bueno aprender a controlar mis sollozos.

Ahora, sé lo que puedes estar pensando. ¿Controlar mis lágrimas? ¿Qué soy yo, un robot?

Bueno, no. Pero el hecho de que no seas una máquina sin emociones no significa necesariamente que no puedas evitar controlar esas caprichosas lágrimas.

También te podría interesar: 5 maneras en que tu pesimismo está destruyendo tu felicidad, tu carrera y tus relaciones

Entonces, ¿cómo se hace exactamente para controlar la cascada de agua que viene desde mis ojos? Con ese fin, aquí hay algunas tácticas que te ayudaran a frenar las lágrimas antes de que la situación se vuelva desgarradora o caigan durante un encuentro inesperado.

Antes de lidiar con un evento potencialmente desgarrador

Tal vez estés a punto de tener una reunión difícil con tu jefe en el trabajo, o tendrás una conversación difícil con un amigo cercano más tarde. Cualquiera que sea la situación, existen muchas circunstancias difíciles a las que puedes anticiparte. Para esas, prueba este truco antes para evitar que las lágrimas salgan en esos momentos en que no deseas que aparezcan. Por ejemplo, podrías soltar un buen llanto antes de la situación. Esto permite dejar salir las emociones reactivas antes del hecho, y así no tiene las lágrimas reprimidas, lo que te da más posibilidades de no sentir la necesidad de empezar a llorar en el momento del problema.

¿Otro truco? Practica la situación.

Sí, esto puede parecer un poco tonto, pero entrar en un escenario potencialmente incómodo preparado es una forma segura de mantenerse entero. Esto podría significar hacer un plan sobre lo que vas a decir o tener, al menos, una idea de lo que harás o dirás llegado el momento.

Mientras lidias con un evento inesperado y desgarrador

De acuerdo, ya sabemos que podemos anticiparnos a una situación incómoda e ir preparados, pero ¿qué sucede cuando te agarran con la guardia baja y sientes que las lágrimas comienzan a salir? No te preocupes, también hay algunas tácticas que puedes usar en esas situaciones. Para empezar, respira. Cuando estamos abrumados, muchos de nosotros nos olvidamos de inspirar profundamente en el momento, lo que en realidad puede hacer maravillas para relajar la mente y las emociones.

También puedes intentar hacer un poco de matemáticas simples para ayudar a activar el lado izquierdo del cerebro, que está menos asociado con la respuesta emocional y podrías así equilibrar la actividad del lado derecho en ese momento.

También te podría interesar: Las cosas que no apreciamos hasta que es demasiado tarde

Otra idea, es  intentar un truco físico en lugar de psicológico; algo como pellizcarte o morderte el interior de la mejilla. Pequeñas acciones como estas pueden distraerte lo suficiente como para evitar que broten las lágrimas cuando menos lo esperas. ¿Otro pequeño truco? Presiona la lengua contra el techo del paladar. Todas estas pequeñas acciones aunque suenen medio ridículas distraerán tu mente y tu cuerpo, permitiéndote relajarte y tomar el control de la situación sin lágrimas en los ojos.

Recuerda que entre más practiques y pongas en acción estas ideas más fáciles te será lograr tu cometido. Pero nunca pierdas tu espontaneidad y llora cuando lo necesitas. Por favor, no trates de convertirte en un robot que esconde todas sus emociones.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte