Fitness/Salud / Lo más reciente! /
jueves, 26 marzo 2015

Síndrome del comedor nocturno

Etiquetas: , , , , , , ,

¿Un mal silencioso? ¿una mala costumbre? ¿una enfermedad? Esas son solo algunas de las preguntas que nos hacemos cuando nos ataca esta pesadilla durante la noche. Nos transformamos en unas verdaderas pirañas con ganas de comernos todo, pero absolutamente todo lo que hay dentro del refrigerador.

El síndrome del comedor nocturno es un trastorno que más de alguna de nosotras padece, por eso quisimos hablar con Paula Thomassen, Psicóloga de Orientación Cognitivo Conductual, dedicada al manejo de trastornos de ansiedad y personalidad, para saber de qué manera nos afecta este desarreglo.

Los trastornos de la conducta del comer se deben a múltiples causas. “Existe relación siempre con los hábitos familiares inculcados, patrones que tendemos a repetir. Por otro lado, se van adquiriendo formas de enfrentamiento de los problemas y manejo de las emociones positivas y negativas, a través del alimento, lo que puede llamarse el comer emocional o comer psíquico”, nos cuenta Paula.

Muchas veces las personas hablan de que comen porque son ansiosas, sin embargo, “lo que ocurre realmente, es que manejan la ansiedad comiendo, así como otros manejan estas emociones haciendo deporte, aumentando el consumo de alcohol o tabaco, conversando con alguien o buscando un tratamiento”, afirma Paula.

Es importante escuchar nuestro cuerpo. A medida que nos hacemos adultos, vamos ignorando las sensaciones de hambre y saciedad, la mente deja de percibirlas. Por el lado psicológico “es importante preocuparse de  mantener sanas relaciones interpersonales, brindarle espacio al ocio y descanso, practicar meditación, respiración y relajación a  diario, como un método preventivo que permita mantener el nivel basal de activación controlado”, sugiere la especialista.

Hay personas más ansiosas que otras constitucionalmente hablando, son aquellas las que deben hacer un trabajo diario para mantenerse más tranquilas y así no ser terreno fértil de desregulación emocional, ya que ahí es donde la comida puede entrar como estrategia de consuelo y confort, dice la especialista.

 ¿Cómo podemos atacar este mal?

Desayuna siempre. Las personas con síndrome de comedor nocturno no comen suficientes alimentos durante el comienzo del día. Aprende a manejar el estrés. El síndrome del comedor nocturno se asocia con el estrés.
-Consulta a un psiquiatra para que te evalúen por depresión. El síndrome del comedor nocturno es a menudo provocado por o relacionado con la depresión.
-Si no puedes detener el síndrome del comedor nocturno, consulta a un especialista en trastornos alimentarios para que te ayude a determinar los pasos necesarios para superar este trastorno y formar una relación sana con la comida.

Además es muy importante señalar que “las personas con características de personalidad impulsivas, que tienden al descontrol y son aceleradas cuentan con menos capacidad para postergar necesidades, con baja tolerancia a la frustración o con pocas habilidad para resolver problemas, tienden a caer más fácilmente en el comer compulsivo o en manejar los problemas y emociones a través del alimento, alcohol o incluso tabaco”, sostiene la psicóloga.

Sin embargo, “aunque  cueste creerlo, no existe el comer automático, el comer es voluntario, siempre hay un pensamiento antes de elegir comer un alimento, la dificultad está en cómo reconocer ese pensamiento, desglosarlo, evaluar los pros y contras, para luego tomar la decisión de comer o no comer” concluye la especialista.

Por: Andrea Neumann Mebus

Foto de: www.elitemedical.com.mx

 

 

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte