Destacados / Lo más reciente! / Ser feliz y coaching /
lunes, 14 septiembre 2015

Soltera y qué: ¿Toda gordita quiere ser Flaca?

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

[adrotate banner=»6″]

No ¡Toda gordita quiere ser feliz!

“Toda gordita quiere ser flaca”. Ese es el pensamiento de la gran mayoría de las personas. Y va más allá, muchas veces asociamos la gordura de alguien con sus problemas sociales o existenciales. Y se los digo desde mi propia experiencia. Sin embargo, ese pensamiento no es completamente cierto.

Vamos por parte. Como diría la gran Violeta Parra, yo debo dar gracias a la vida.

Tengo una gran personalidad, sociable y muy alegre. Y cuando me miro al espejo, veo a una buena persona, que se entrega 100% y, que además, es bonita, gordita pero bonita.

Siendo realista, cuando uno tiene problemas de peso, hay una parte de ti que se siente disminuida. Es como si tu autoestima tuviese varias columnas con diferentes títulos. Todas llenas hasta arriba menos una: la columna “atractivo”. No llamas la atención a simple vista. Da lo mismo lo simpática, segura o inteligente que puedas ser. Como me dijo una amiga: “cuando eres gordita, una parte de ti es invisible para el resto, no te ven”.

Pero esa experiencia o la columna “Atractivo” no define mi vida. Todo lo contrario. He aprendido con el tiempo la importancia del YO. Para algunos puede sonar egoísta pero no lo es, es mejorar tu vida para que uno sea feliz y, de ese modo, hacer feliz a los demás.

¿Qué relación tiene la gordura con la felicidad? Simple. La gordura es una armadura que creemos que nos protege. Es irónico porque finalmente, en mi caso, esa armadura fue la que fue ocultándome del resto, y evitando que mi YO, el que es fundamental, fuese apagándose poco a poco, generando miedos que antes no tenía. Pensaba: como alguien me va a encontrar atractiva, como llamaría la atención si ni yo misma me llamaba la atención.

Entonces, mi fuerte personalidad comenzó una batalla por salir adelante. Me decía: “ya Evelyn, hoy partimos con la dieta y ejercicios”. Y sinceramente no lo hacía por los demás, sino por mi. Yo quiero sentirme bien, YO quiero sentirme cómoda y sana. Sin embargo no funcionaba. Es como si solo en esa parte de mi vida me permitiera fallar. Para el resto puede ser que no tengo fuerza de voluntad pero va más allá de eso, es difícil, mucho más de lo que la gente cree.

Me di cuenta que necesitaba ayuda. Intenté de todo. La dieta genética, la hipnosis, endocrinólogo, nutricionista, nutriólogo, medicinas alternativas, psicólogo y psiquiatra, la dieta del repollo, de la fuerza aérea, acupuntura, auriculoterapia, entre otras tantas cosas. Son años de conocimiento en torno a las dietas y en relación a lo que hay que hacer para bajar de peso. Y nada fue definitivo.

Así que luego de varios meses pensé en la alternativa de una cirugía bariátrica. Es impresionante la cantidad de personas que ya la han hecho. Todas gente que conozco (y no es broma) tienen a alguien en su círculo que se ha realizado un “Bypass” o una “manga gástrica”. Investigué, conocí experiencias y, finalmente, decidí hacérmela. Hoy cumplo 2 semanas de haber sido intervenida. Me realizaron una Manga gástrica. Eso significa que ahora tengo un 20% de capacidad en el estómago y el resto de él me lo sacaron.

No ha sido fácil y estoy comenzando a ver los resultados en mi cuerpo pero también en mi mente. Las personas que me han visto ya encuentran que hay cambios físicos. En dos semanas he bajado 7 kilos. Eso se ve en mi cara, me desinflé. Pero hay algo que es lo que más me ha llamado la atención de este proceso que comienzo.

Todas las personas destacan que voy a quedar regia. Y es ahí donde me doy cuenta que yo no hice esto para verme regia, es lo que menos me importa. Esta operación fue una decisión buscando ser más feliz, con kilos menos o kilos de más, es porque mi YO necesitaba ser más pleno, poder hacer más cosas y que la armadura que lo ocultaba se desarmara para dejarlo salir en su plenitud.

Estoy partiendo esta nueva aventura y quería compartir este proceso. Ya les contaré como vamos avanzando. Y si alguien quiere preguntar algo, si alguna quiere hablar sobre esto, sobre la seguridad en si misma, sobre la gordura o sobre los procesos, aquí estoy disponible para conversemos y compartamos experiencias.

Por Evelyn Dixon

[adrotate banner=»6″]

 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte