Lo más reciente! / Miami / Viajes / Vida Gourmet / ¡Datos y Panoramas! /
lunes, 27 enero 2020

Table 55: de la granja a tu mesa

Etiquetas: , ,

Desde hace un tiempo me propuse salir de las zonas clásicas de Miami (léase Downtown, Wynwood, Design District..etc) en búsqueda de cosas que hacer o restaurantes que recomendar. Pues encontré uno en Dadeland, ya saben ese barrio al suroeste de la ciudad, con un entretenido mall y gran crecimiento demográfico. Ahí, justo en el Hilton del sector está “Table 55”(T55), un lugar luminoso y agradable que vale la pena probar.

Con casi un año de existencia, este restaurante tiene un menú de cocina estadounidense, cuyos productos provienen de granjas del sector o de su propio huerto. Toda su materia prima es sustentable, sin transgénicos ni ha sido tratada con antibióticos. Con una oferta que cambia cada estación, Table 55, ofrece platos nada de pretenciosos, pero bien ejecutados y con mucho sabor.

Me encantó que para empezar, mientras mirábamos la carta, me ofrecieran a elegir entre pan de la casa o verduras encurtidas. Obviamente, (no quería llenarme de pan) pedí los últimos, que constaban de zanahorias, coliflor, jalapeño y pepinos. Éstos estaban lo justo de picantes y muy crujientes. Una buena, más sana y fresca forma de abrir el apetito.

Aunque no lo crean, ese día hacía frío (algo que es subjetivo) en Miami. Al parecer esta ciudad tiene un invierno que dura uno o dos días y todos salen abrigados como si estuvieran en el Polo Norte. Bueno, es cierto que la temperatura estaba un poco más baja que lo de costumbre, por lo que la idea de una sopa me pareció muy apropiada. En una coqueta tetera nos trajeron un Tomate Bisqué (USD6) suficiente para compartir con mi pareja. Ésta estaba muy liviana y era perfecta para la ocasión. Como  segunda entrada probé los Chicken Slider (USD13). Qué les puedo decir? ¡¡¡Estaban maravillosos!!! El pan, hecho en la casa y dorado a la parrilla con un poco de manteca, contenía abundante milanesa de pollo y la salsa de Sriracha alioli estaba…mmm, me hubiera comido 50 de estos. No hay nada mejor que empezar con el pie derecho. Que las entradas sean buenas te deja con ganas de seguir comiendo.

Si han seguido mis artículos sabrán que en Miami está de“moda” la Burrata (USD12), por lo que no podía dejar pasar la oportunidad de probar la propuesta de T55. Con una mezcla de sandía, tomates heirloom, naranja ácida y una vinagreta de comino tostado, este plato no me trastornó. No me malinterpreten, la textura y sabor del queso estaban buenos, pero me pareció que le faltaba aderezo y nunca logré que la mezcla de sabores hicieran sentido en mi paladar.

Como siempre es bueno tener una opción de ensalada para quienes son vegetarianos o están a dieta, elegí probar el Grain Bowl (USD13). Una interesante propuesta de caliente y frío que incluye quínoa y arroz acompañados de media palta, naranja, pepino y damascos secos. Lamentablemente, éste no venía aliñado y aunque no a todo el mundo le gusta, yo prefiero que mis platos vengan aderezados. Es más, por lo general, pido que me pongan doble ración. Pero éste es un tema de gustos. Bueno, el punto era muy fácil de solucionar… Le agregué la mezcla de palta alioli, que me ofrecieron, y ahí quedó muy bueno. Una excelente alternativa para aquellos que quieren algo más fresco.

Dado que la carta de almuerzo sólo tiene sándwiches y pizzas, decidí probar dos de las hamburguesas, que según me dijeron, son las más populares. La primera fue la Burger 55 (USD16). Ésta está hecha con Angus, queso gouda, Kirby Pickles y la salsa T55 (esa de Sriracha Alioli que tanto me gustó de los sliders). La carne era a la parrilla lo que le da ese sabor inconfundible que me encanta. Un poco pasada para mi gusto, pero definitivamente recomendable. Su calidad  y mezcla de sabores la hacen una buena elección para los fanáticos de este plato.

La decoración rústica inspirada en una granja moderna te lleva a intentar comer más “sano”. Por ésto y, nuevamente, pensando en los vegetarianos pedimos el Blackened Redfish Sandwich (USD18). Además del pescado y el clásico tomate/lechuga, ésta trae queso provolone, tocino y la salsa de palta alioli. Sin duda una excelente opción para aquellos que aman las hamburguesas pero andan en la onda de “sin carne”.

Como ya saben, para mí siempre hay lugar para algo dulce. En este caso, el famoso Key Lime pie  (USD9) y la Chocolate Torte (USD 9) fueron los premiados. Si las entradas son la carta de presentación de un restaurante; los postres son el último remate. Un final mal ejecutado puede dejarte un mal recuerdo, aún cuando el resto del menú haya estado muy bien. Para mí, aunque ambas elecciones me gustaron, sin duda el primero fue mi favorito. Siempre que pido esta preparación me da susto que sea de aquellas que son casi puro merengue, con un mini relleno frutal y casi sin gusto. Para eso mejor me como la azúcar con cuchara. Pero en T55 no pasó esto. Por el contrario, éste era puro limón al punto de parecer casi un flan. Delicioso para todos aquellos que disfrutamos de las cosas ácidas.

Como dije Table 55 es un restaurante sencillo, con un ambiente muy agradable, nada de ambicioso, pero que entrega un producto de calidad y con mucho sabor. Así es que ya saben, si andan por Dadeland, no dejen de visitar este rico lugar. Además siempre tienen promociones y descuentos, ya sea para el happy hour, el almuerzo o para este día de San Valentín, que ya se aproxima.

Joanna Wurmann, Corresponsal Mujer y Punto Miami
Si quieres saber más de lo que pasa en Miami, sígueme en mi Instagram my_new_life_in_miami_

Table 55
9100 N Kendall Dr. Miami, FL 33176
(786)-358-5588

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte