Lo más reciente! / Sexualidad /
martes, 30 enero 2018

¿Te sientes triste después de tener relaciones sexuales? Hay una explicación para esto

Etiquetas: ,

Se supone que el sexo es una cosa divertida que te hace sentir caliente y genial. Eso podría llevarte a creer que solo podría dejarte feliz y nunca estar triste. Pero gracias a una nueva área de investigación sobre la variedad de respuestas que los humanos tienen después del sexo, los investigadores conocen que esto no es necesariamente cierto para la mitad de la población general que tiene sexo.

El blues post-sexual, o disforia poscoital, es un fenómeno increíblemente común pero increíblemente poco investigado que hace que las personas (sí, tanto hombres como mujeres) se sientan tristes, enojadas, deprimidas y ansiosas después de una actividad que se supone que los hace sentir como si estás en la cima del mundo. Todavía no se conoce mucho al respecto, pero lo que sí sabemos debería dejarte tranquilo si esto es algo que experimenta en tu vida sexual.

Las mujeres grandes lloran, y los hombres también.

También, a veces, se sienten mal después de algo aparentemente grandioso. Un estudio pequeño pero innovador  (de los primeros en su tipo) de octubre de 2015 encontró que el 46 por ciento de las 230 estudiantes universitarias que participaron experimentaron disforia poscoital  al menos una vez en su vida. Eso significa que casi la mitad de todas las mujeres jóvenes sexualmente activas, pueden recordar sentirse melancólicas, ansiosas, enojadas, deprimidas o agresivas después del sexo, incluso si el sexo en sí mismo fue excelente, e incluso si el sexo fue solo masturbación.

El Dr. Robert Schweitzer, un investigador principal del estudio, comentó que alrededor del 1 por ciento de los encuestados (que eran todas mujeres) dijeron que se sentían tristes después del sexo, y en base a los comentarios que él y su equipo de investigación obtuvieron desde que se publicó el estudio, creen que la disforia poscoital también podría ser común en los hombres. Pero, una vez más, dado que su estudio es uno de los primeros sobre la tristeza post-sexual, es difícil saber qué tan común es este sentimiento, exactamente. «No sabemos mucho porque es muy contrario al pensamiento dominante sobre cómo debería ser el sexo«, dijo. «Pero es más común de lo que nadie se imagina«.

El Dr. Schweitzer dijo que la gente describió el sentimiento como «una experiencia de ira o vergüenza» y «una pérdida de sí mismo«. Un hombre de 20 años citado en una historia sobre la disforia poscoital en el  New York Times describió su experiencia como «literalmente adolorido y deprimido durante casi un día«. Pero una descripción realmente común que aparece es «nostalgia», o como si se sintiera fuera de lugar en su propio cuerpo. Estos sentimientos no siempre están acompañados por lágrimas, y algunas veces hay lágrimas sin sentimientos. Ambos fenómenos son igualmente confusos, pero ninguno debería hacerte sentir aislado.

Estar triste no es causa para retroceder

Lo que el estudio del Dr. Schweitzer descubrió, aparte del hecho de que tenemos muy poca investigación sobre un fenómeno que podría afectar a muchas personas, es que podrías tener el mejor orgasmo de tu vida con una persona que amas mucho y que aún se siente misteriosamente triste después. O en sus palabras, «parece que no hay relación entre la disforia poscoital y la intimidad en las relaciones cercanas«. Su estudio en realidad se centró solo en el sexo consensuado entre parejas felices. Entonces, la disforia poscoital no es una señal de que deba terminar con su pareja.

Pero si la tristeza después del sexo es algo que sucede de manera intermitente, con varias parejas, durante toda su vida, podría ser injusto culpar a su pareja por esos sentimientos. Como dijo el Dr. Schweitzer, «se escribe una gran cantidad de contenido que dice que, la persona con disforia poscoital, no ha conocido a un amante apropiado, y eso en realidad no tiene sentido«.

Los orgasmos son una situación seria y compleja

Si bien un orgasmo puede sentirse físicamente como la acumulación y liberación de presión, también pueden desencadenar liberaciones emocionales. La Dra. Fleming se refiere a esto como una situación de olla a presión y dice que a veces un orgasmo puede desencadenar una liberación de cosas que ha estado cancelando durante el día, la semana o el mes, y eso podría estar causando que se sienta triste o de alguna manera desconcertado. 

«El sexo ciertamente puede ser una experiencia de dejarse llevar y de perderse a sí mismo, puede ser que sea el punto del orgasmo«, dijo la Dra. Fleming. «Es como si todo lo que ha estado burbujeando bajo la superficie se libera. Todo lo que has estado reteniendo, es una gran exhalación«.

Puede que no te des cuenta, pero como dijo la Dra. Fleming, todas esas cosas que  piensas que estás dejando están en realidad almacenadas emocionalmente, y cuando experimentas algo tan poderoso como el lanzamiento de un orgasmo, también puedes lanzar un un montón de sentimientos que quisiste mantener ocultos o pensaste que habrías descartado. Es totalmente normal, pero aún puede ser desarmante e inesperado. 

¿Estar triste podría ser resultado de una «expectativa versus realidad»?

Al citar a una mujer que contestó su encuesta, el Dr. Schweitzer dijo que cree que para mucha gente, el choque que sienten después del sexo ocurre porque no entienden completamente cómo se supone que es una experiencia sexual. «Tal vez tiene que ver con las expectativas sexuales, como que el sexo debe ser una cosa, bella y amorosa, y tal vez para mí, no lo es«, dijo el Dr. Schweitzer.

El Dr. Schweitzer dijo que aún no hay pruebas de que exista un vínculo entre otros problemas de estado de ánimo o de salud mental, como la ansiedad o la depresión general y la disforia poscoital. Su equipo de investigación también buscó ver si podría haber una correlación entre una historia de abuso sexual y tristeza después del sexo y no encontró una que sea significativa. Esto básicamente significa que puedes tener una vida sexual muy feliz, sana y amorosa, y aún sentirte inexplicablemente triste cuando tienes el orgasmo. 

No significa que estés roto, no significa que no ames cada minuto del sexo real, y eso no significa que tu vida sexual esté de alguna manera dañada. Simplemente significa que tú, y probablemente la mitad de todos sus conocidos, se ven afectados por un fenómeno muy común pero , hasta el momento muy misterioso que va en contra de todo lo que nos han hecho creer acerca de la hermosa experiencia que es sexo. El Dr. Schweitzer dijo que no puede aconsejar exactamente a los pacientes a los que no ha visto, pero quiere que las personas sepan que «no son los únicos». 

En conclusión, puedes dormir tranquila si te sientes así, ya que no es nada malo.

 

¡Te invitamos a visitar nuestro canal de Youtube!

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales Instagram y Facebook 

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte