Lo más reciente! / Viajes / Vida Gourmet / ¡Datos y Panoramas! /
martes, 8 octubre 2019

Toro Toro: platos creativos y rico en sabores latinos

Etiquetas: , ,

Sin duda que es raro comenzar la crítica de un restaurante por el postre. Es como leer el final de una novela primero. Sé que suena extraño, sin embargo, en este caso me parece que lo amerita. Después de dos horas de probar los platos de comida pan-Latina que ofrece Toro Toro en Miami, creíamos que no podíamos comer nada más. Pero ya que  ambos (mi novio y yo),  somos fieles creyentes  del dicho “para lo dulce siempre hay un espacio” hicimos un esfuerzo y aceptamos el reto. Este lugar ubicado en la Bahía de Biscayne, está llenos de elementos que buscan sorprenderte, pero La Bomba es, creo, el que más lo logra.

Mientras nosotros seguíamos con cara de “Cómo nos va a caber tanta comida?”, nos colocan, en la mesa, un mantel de plástico transparente bien grueso. Deberían haber visto nuestros rostros. Obviamente la curiosidad se apropió de nosotros. “Y ahora qué?” Me dijo él.  Y en ese mismo momento, ponen frente a nosotros una cazuela de chocolate con varias bolas de helado (chocolate, mousse de queso crema, dulce de leche y de frutilla), bayas frescas, y algunas flores en el interior. Y de repente: PUM!!! Un golpe seco. Todo ocurrió en unos breves segundos por lo que ni alcancé a grabarlo. El dulce explotó y, con unos movimientos demasiados rápidos para ser captados por el ojo humano, salsas de caramelo, vainilla y otras berries terminaron por decorar el plato.¡Majestuoso! Y delicioso!! Aunque no lo crean nos lo comimos casi todo.

Me imagino que se estarán preguntando qué es la comida Pan-Latina porque yo sí me lo cuestionaría. Es simple y la respuesta la encontramos en el sitio web del restaurante. Toro Toro promete una experiencia única y diferente a lo que tradicionalmente ofrecen los steakhouses en Miami, rica en sabores latinos, con creativos platos pensados para compartir. O sea ya sabes qué esperar. Para ver si lo cumplen o no tendrán que leer el resto de este texto.

El lugar es un poco oscuro. ¿Pero qué restaurant en esta ciudad no lo es? Al parecer está de moda. Tiene un DJ los martes, viernes y sábado, creando una vibra muy entretenida. Ah! y además los viernes es Sala Night.  Yo recomendaría Toro Toro para gente entre los 35 y 50 años, que además era el público que vimos. Es como un dos en uno: tienes el bar para pasar un rato, escuchar música, conversar con tus amigos y luego disfrutar una buena cena.

Probamos varios platos, pero los que más nos gustaron y no te puedes perder son los siguientes. Como algunos podrán recordar a mí me encanta todo lo que es proteína cruda por lo que cuando nos sirvieron el Togarashi Tuna Tataki (USD16) me entusiasmé. Estos son una cestitas( que ellos llaman arañitas) con verdes, Edamame, peras asiáticas, caviar tobiko y una vinagreta de limón y wasabi y, obviamente, el atún crudo. Lo que me gustó más de este plato fue la mezcla entre lo crujiente del pequeño recipiente, la frescura del pescado y de la vinagreta y lo picante del ají japonés.

Pero sin duda el que me fascinó y que creo nunca había probado algo igual fue el Miyazaki Tartare  (USD21). Para aquellos como yo, que no tiene idea qué es esto. Les cuento que etas carne es un tipo de Wagyu japonés y cuyo precio es altísimo.  Lo espectacular del plato es que el tártaro viene acompañado de un huevo frito, que en realidad está cocido y empanizado para ser dorado y una salsa de chile dulce. Una mezcla llena de sabores que inundan tu boca. Sin duda el mejor.

A mi novio lo que más le gustó fue el Parmesan Crusted Sea Scallops (USD19). Estos ostiones vienen dorados con una cobertura de queso parmesano y sobre una cama de una liviana crema batida adobada con una salsa de mantequilla y limón. Los comentarios fueron: el marisco estaba perfectamente sellado y muy tierno y que la crema se sentía casi como comer una nube de pie de limón con un toque picante. Suena delicioso. Una pena que yo no coma mariscos.

Para quienes buscan algo más “común” les recomiendo probar la carne. Mal que mal es un steakhouse y a eso viene uno, ¿no? Todos los bistecs son cocinados a la leña y servidos en un sartén caliente. Toro Toro cuenta con su propio carnicero y realizan ellos mismo los proceso de envejecimiento. Dado lo anterior, Nosotros compartimos las 12 onzas 30-Day Dry Aged Prime Ny Strip (USD56), que venía con salsa negra (salsa mejicana en que todos los ingredientes son asados lo que le dan ese color negro). La verdad es que estaba bueno, pero no me encantó. Para mí gusto estaba un poco muy cocido. No digo que estaba mala, pero comparado con los platos anteriormente mencionados me esperaba un wow!!

Lo más simpático sin duda fue el postre, que como les expliqué en un comienzo es todo un espectáculo. Pero La Bomba no fue el único que probamos. A veces una es bastante desconcentrada y hace el ridículo en las tonterías más absurdas. Nos trajeron un habano “encendido” en un cenicero al lado de un pequeñito flan de caramelo (que acá le dicen flan cubano). Por unos segundos yo pensé que era tan raro que se pudiera fumar en un restaurante. Y mi novio me mira con cara de “pobrecita”. Claro si debería haber sabido, conociendo la escena gastronómica de Miami que era un postre. La verdad es que sí me dí cuenta, pero nos reímos un rato igual.  Bueno, en realidad éste un queque de banana con ron cubierto con trocitos de pecanas y espresso y un mousse de chocolate. Ahora se entiende la metáfora del cigarro, no? (USD17)

100 Chopin Plaza
www.torotoromiami.com

Joanna Wurmann

Corresponsal Mujer y Punto Miami
te invito a seguirme en mi instagram @My_New_Life_in_Miami_

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte