Lo más reciente! / Viajes /
jueves, 18 octubre 2018

Tres razones para que los amantes de la naturaleza visiten Aruba

Cada vez hay más personas conscientes del cuidado del medio ambiente y comprometidas con la preservación de la naturaleza, es por eso que en esta oportunidad queremos señalar tres razones por las cuales Aruba es un gran destino para tomar en cuenta a la hora de viajar.

Una isla ecoamigable

Aruba cuenta con tres plantas de tratamiento de aguas residuales y la segunda planta desalinizadora más grande del mundo, siendo un gran ejemplo a seguir en lo que se refiere al cuidado del agua, ya que, a pesar de que las lluvias son escasas y no cuenta con ninguna fuente natural de agua dulce potable, puede abastecer a toda su población con agua y electricidad.

De hecho, el vital elemento es tan importante para los arubianos que incluso han sido capaces de transformar el agua de mar desalinizada en una cerveza llamada Balashi, la cual es única en su tipo a nivel mundial.

Además, la Isla Feliz prohíbe el uso de bolsas plásticas por considerarlas contaminantes y peligrosas para el ecosistema. De esta manera, mantienen su compromiso y preocupación constante por la conservación de su flora y fauna.

Belleza junto al mar

Aruba destaca por sus lindas playas y bellos paisajes, pero hay una que no se debe dejar de visitar. Se trata de Eagle Beach, la tercera mejor playa del mundo según los TripAdvisor Traveller’s Choice Award 2017. Este lugar se destaca por ser la playa más ancha de Aruba, tener suave arena blanca y un mar turquesa que permite ver diversos peces, corales y arrecifes. Además, esta playa es el hábitat de los famosos árboles Fofoti que son muy característicos de la isla, ya que su silueta siempre apunta en dirección al Caribe. Sin duda, esta playa se convierte en un lugar ideal para los amantes del océano.

Conexión con la naturaleza

Los turistas que quieran relajarse y disfrutar conociendo animales y una vegetación distinta, pueden ir al Santuario de Aves de Bubali que posee más de 80 especies de aves migratorias, entre las que se encuentran garzas, garcetas, gaviotas, cormoranes, y muchas más. Todo esto está inmerso en un oasis de vegetación exótica que encanta a todo el que la visita.

Por otra parte, está El Parque Nacional Arikok, que se extiende a través de casi el 20 por ciento de la superficie terrestre de la isla. Este lugar es una zona recreativa que permite a los visitantes conocer los rincones escondidos de la isla como playas, cactus, puentes, piscinas naturales, pinturas rupestres históricas, y la flora y fauna autóctona como la serpiente de cascabel, lechuzas y lagartos azules. El centro de visitantes del parque ofrece un panorama enriquecedor de la cultura de la tierra, la historia y los esfuerzos de conservación.

Leer articulo completo

Comentarios

Lo que podría gustarte