Sexualidad /
viernes, 2 septiembre 2016

Vaginosis bacteriana, el peligro que oculta la infección más común

Etiquetas: , , ,

Muchas mujeres han sido víctimas de distintas infecciones vaginales como por ejemplo hongos, verrugas o irritación. Sin duda el contagio de cualquiera de estas es desagradable y molesto porque ¿quién no querría tener su parte femenina intacta y sin dolor? De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos(CDC), una de las más frecuentes es la vaginosis bacteriana que es causada por una cantidad excesiva de ciertas bacterias que cambian el equilibrio normal de las bacterias en la vagina.

vaginosis bacteriana

Imagen: Pinterest.

Vaginosis bacteriana: ¿Qué es?

La ODC indicó que pese a que no se sabe la razón exacta del porque se genera esta enfermedad, lo que sí se puede deducir es: «tener una nueva pareja sexual o múltiples parejas sexuales, y hacerse duchas vaginales pueden alterar el equilibrio de las bacterias en la vagina y poner a las mujeres en mayor riesgo de contraer vaginosis bacteriana”. Lo peor de todo es que si no es tratada, puede llevar a partos prematuros e incluso infertilidad.

A pesar que la vaginosis bacteriana no es considerada como una enfermedad de transmisión sexual, ésta puede aumentar la probabilidad de contraer una, pero aclararon que las personas no pueden contraerla por el contacto con los asientos del inodoro, la ropa de cama o las piscinas.

¿Cuáles son los síntomas?

El CDC explicó qué ocurre cuando una padece esta enfermedad: se produce secreción vaginal blanca o gris poco espesa, además de olor, dolor, picazón o ardor en la vagina. Incluso dijeron que: “algunas mujeres tienen un fuerte olor a pescado, especialmente después de haber tenido relaciones sexuales. Es posible que también sienta ardor al orinar o picazón en la parte externa de la vagina o ambos síntomas”. Pero en varios casos muchas mujeres no llegan a presentar ningún síntoma.

Existe evidencia que la vaginosis bacteriana puede incrementar la posibilidad de padecer la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), esta afecta al útero, las trompas de Falopio y/o los ovarios. Algunos de sus síntomas son: dolor en la pelvis o abdomen bajo, molestia o dolor durante las relaciones sexuales, sangrado entre períodos y después del sexo.

vaginosis bacteriana

Imagen: Fuente.

¿Qué ocurre cuando una mujer está embarazada?

Aunque no ocurra lo mismo con todas las mujeres, hay que tener en cuenta lo grave que puede ser la vaginosis bacteriana. Según el especialista en ginecología y obstetricia del Kingston Hospital NHS Foundation Trust, Eduardo Cortés, manifestó que: “Hay evidencias que sugieren que si no se trata la vaginosis bacteriana puede provocar problemas durante el embarazo”.

Entre las complicaciones que existen cuando una mujer está esperando un bebé son: el parto prematuro, aborto, la ruptura temprana del saco amniótico y las infecciones de las membranas que forman el saco amniótico y el líquido amniótico o del revestimiento del útero tras el parto. Aunque si se detecta a tiempo puede ser tratada fácilmente con antibióticos.

Sin embargo cuando no se diagnostica en forma temprana, la mujer tiene más posibilidades de quedar infértil. Cortés afirmó que: “Se estima que entre un 10% y 20% de las mujeres que padecen EIP, están a riesgo de desarrollar problemas de infertilidad”.

¿Cómo prevenirla?

La CDC recomienda algunas medidas para disminuir el riesgo de presentarla y son:

  • No tener relaciones sexuales.
  • Limitar el número de parejas sexuales.
  • No hacerse duchas vaginales.

Por: Catalina Grez M.

Imagen: Fuente.

Leer articulo completo

Comentarios

Video Destacado

Lo que podría gustarte